Noticias

Hoy es el día nacional de la minería

Hoy es el día nacional de la minería

El 7 de mayo se celebra en el país el «Día Nacional de la Minería», en recuerdo a que en esta fecha, la Asamblea General Constituyente del año 1813 sancionó una «Ley de Fomento Minero, con el objeto de “desarrollar explotaciones de recursos naturales tales como minerales, agua, petróleo y carbón”.

La minería es una industria elemental de la civilización humana y es considerada “madre” de todas las industrias debido a que aporta gran parte de la materia prima.

El día fue destacado por el presidente de la comuna rural de Gastre, Genaro Pérez, en diálogo con Radio Chubut.

El jefe comunal aclaró que él desde un principio propicia el desarrollo de la actividad minera como la alternativa más potente para desarrollar la meseta.

Y pidió que se tome como ejemplo el desarrollo de proyectos mineros que se ejecutaron en Santa Cruz durante la gobernación del kirchnerismo, que representaron un antes y un después para varias localidades de la vecina provincia.

Compartimos aquí el texto, autoría del Presidente de la comuna rural de Gastre, Genaro Pérez, en el que reflexiona sobre la actividad minera:

«El desafío de Chubut en la era que comienza»

Somos testigos de un fenómeno único en la historia: por primera vez, una humanidad hiperconectada realiza una cuarentena en simultáneo para pelar contra una pandemia.

En cada rincón del mundo, las fábricas, los comercios y las empresas cerraron sus puertas y frenaron no sólo el colapso del sistema sanitario (que era lo correcto hacer, claro está), sino que también paralizaron una rueda económica que comenzó a girar en la Revolución Industrial y cuyas consecuencias en el futuro son inciertas.

Lo cierto es que el costo económico de la pandemia será muy alto.

La crisis económica producto del fenómeno coronavirus llega a Chubut en una situación particularmente difícil. A medida que se devalúa el precio del petróleo y baja la recaudación, más imposibilitado está el Estado para pagar sus compromisos de deuda y gastos de funcionamiento.

En los últimos seis meses, el Estado se endeudó en 5.000 millones de pesos, y sólo para pagar los sueldos de la administración pública, que al día de hoy se continúan pagando en meses diferidos.

En la Meseta de Chubut esta realidad nos pega cada vez más difícil.

La falta de inversión privada y oportunidades hace que cada vez más jóvenes elijan irse a la ciudad, haciendo que lentamente los parajes y los pueblos vayan despoblándose.

Aquí debemos preguntarnos ¿Qué vamos a hacer para salir adelante? Pero la crisis en Chubut no sólo es económica: también tenemos una crisis de identidad. Si somos una provincia tan rica en recursos naturales con una población tan chica, ¿cómo puede ser que estemos sufriendo estas penurias económicas?

Aquí tenemos que hacer un mea culpa y admitir que parte de lo que nos sucede es porque desde hace más de 20 años estamos en una encrucijada que nos impide decidir cuál es el futuro que queremos: o somos una sociedad que trabaja y produce, que invierte y que es parte del mundo o vamos a seguir falsas doctrinas ambientalistas que nos están empobreciendo.

Tengamos en cuenta que Chubut es la principal productora y exportadora de crudo del país y que esa explotación petrolera también es minería. Esas regalías han servido para mantener la estructura económica de la provincia desde hace muchos años.

El siglo XXI nos tiene atados a una paradoja: por un lado la sociedad nunca tuvo tanto acceso a la información, pero por el otro, la información falsa corre más rápido que la verdadera, generando mitos y fantasmas en plena era tecnológica.

Los sociólogos llaman a este fenómeno “la era de la posverdad”: una mentira emotiva con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales.

El momento fundacional de nuestra posverdad se dio después del plebiscito por el no a la minería realizado en Esquel en 2003. Las versión de los vencedores se convirtió en la única verdad. Así, la palabra minería se volvió una herejía, y el cianuro un arma mortal, con los mismos ribetes semánticos de la Inquisición, cuando los científicos debían esconderse para no ser linchados.

La inacción política y la falta de información clara a lo largo de los años transformaron estos mitos en peligrosas verdades, tan peligrosas que hoy nos están empobreciendo.

Por que no sólo el proyecto Navidad está frenado, sino también todos los yacimientos mineros de la provincia, los parques industriales, los emprendedores que quieren invertir en nuevas tecnologías, etc.

Quizás la crisis desatada por el coronavirus nos obligue reflexionar que es hora de cambiar. Hoy que tenemos más acceso a la información que en ningún momento de la historia , aprovechemos para dejar atrás los mitos ambientalistas y asumamos las verdades. Es hora de escuchar a los científicos, de presentar verdades empíricas sobre supuestos.

El mundo está cambiando y nuestra tarea es comprenderlo, pero eso sólo lo vamos a lograr erradicando todos los fantasmas mitológicos que incluso en esta era tecnológica nos siguen acechando. Hay un gran futuro para los chubutenses, es nuestro desafío aprovecharlo.

Guardado en Noticias 7 mayo, 2020 – 11:08 AM

Oficinas

Av. Hipólito Yrigoyen 1735
Ciudad de Trelew
Provincia del Chubut

Contacto

administracion@radiochubut.com
Telefono: (0280) 4430580
Líneas Rotativas| Fax: 4425457

WhatsApp

+54 9 280 437-8696