Actividades Productivas

JUAN KRESTEFF: VIVIR EN LA MESETA

JUAN KRESTEFF: VIVIR EN LA MESETA

Cabaña Mártires hace 50 años que se especializa en la cría de merino australiano fino con mejoramiento genético. Ubicada a 30 km de Las Plumas, está el campo de 14 mil hectáreas que su padre logró forjar a fuerza de trabajo, paciencia y constancia. Su hijo, que no se dejo seducir por los aires de ciudad, continua con su legado. Conocé cómo es ser productor ganadero en el medio de la meseta.

A la vera del Río Chubut, justo en una curva de su cauce, hay una cortina de álamos que plantó su padre para amigarse con su compañero infaltable, el viento patagónico.  El verde de las siembras, el canto de los gallos, la fuerza del agua, el sonido de las hojas y  las ovejas pastoreando son parte de un oasis en la grandes extensiones de tierras áridas que acompañan el trayecto de la Ruta N°25.  Ese paisaje es parte de las 420 hectáreas que tienen productivas actualmente Cabaña Mártires, y  transmite el amor por trabajar la tierra, aún cuando las condiciones climáticas no son favorables  y  la lucha con el puma para defender el ganado es compleja.

Juan tiene 36 años, 15 años trabajo en soledad el campo. Hace dos años que pudo contratar a Carlitos para que lo ayude con las actividades ganaderas.  Actualmente tiene 320 animales puros de pedigree y produce 5000 fardos de alfalfa que vende mayoritariamente al sur y a la cordillera.  Tiene como objetivo diversificar la economía en su campo y por eso tiene plantaciones de nogales, y va a destinar 5 hectáreas a la producción de cerezas para “no depender solo del carnero, la lana  y el fardo de pasto” . Con sus hermanas , que lo acompañan los fines de semana, tienen en mente el turismo rural para potenciar la diversificación de la economía del campo que tiene todas las condiciones: una costa de río hermosa, una chacra que te invita a relajarte, se puede pescar, bañarse,y disfrutar un día campestre.

Juan, Carlitos y Rubén

➡️NO ES FÁCIL CUANDO SE ABANDONAN LOS CAMPOS

“Tengo 14 mil hectáreas listas y preparadas  para trabajar con animales, pero no puedo  por los predadores y por las cargas sociales ya que no tengo para pagarles hasta que venda la producción que recién sería el año próximo”, nos cuenta Juan que sabe de trabajar con la incertidumbre de qué es lo que se va a poder cosechar al estar condicionada la actividad por la naturaleza, el mercado internacional de la lana  y que los pumas no maten a sus ovejas. El año pasado perdió el 35% de las majadas. Y para él este es el problema principal a resolver urgente que esta asociado al abandono de los campos.

Según el ultimo informe del INTA el 42,48% de los campos de los departamentos de Telsen, Mártires, Paso de Indios y Gastre, están subocupados, desocupados y abandonados, mientras que el 38,61 % están en producción.

Chubut es la 4ta provincia exportadora del país. Y en lana, es la principal exportadora compitiendo al mismo nivel que Australia. Si es una realidad que se exporta la materia prima y aún estamos lejos de exportar confecciones textiles o lana con procesamiento local.  A diferencia del petróleo y del aluminio que son los que lideran las exportaciones de nuestra provincia, la lana es un recurso renovable, su producción es amigable con el medio ambiente, aunque sus costos son más altos.

El sector lanero es fundamental para la economía regional y para el desarrollo de Chubut. Son todos indicadores esperanzadores, pero que en el Departamento Mártires están amenzados por los predadores como el zorro colorado y el puma. “Desde Las Plumas a Paso de Indios llegamos como mucho a 3000 ovejas, cuando hace unos años teníamos 35 mil”, detalla Juan y explica que se debe a los abandonos de los campos y a la compra de tierra como acumulación y no con un proyecto productivo.

Asimismo la pandemia ha generado una paralización del mercado exportador de la lana, ya que al no ser un producto primario, es considerado “de lujo” no se vende y se prudece la acumulación de grandes stocks de lana.

Sin embargo ante todas estas dificultades Juan sigue apostando al campo, según el por el estilo de vida y porque su padre le inculcó que “la tierra es noble y  le da todo para vivir”.

➡️EL SUEÑO DE UNA VUELTA AL CAMPO

La pandemia ha generado no solo que se congele el mercado exportador de la lana, también puso en cuestionamiento la normalidad de las distintas actividades económicas y de consumo que llevan a replantearse la matriz económica y productiva.

Si bien la exportación se congeló, el ciclo de la actividad lanera continúo, se tuvieron que alimentar a las ovejas, esquilarlas, y seguir cuidándolas del puma.  La motivación de Juan de trabajar diariamente el campo sin saber cómo le va a ir con la cosecha de lana es porque el mejoramiento genético que implementa la cabaña es un gran aliado para mejorar su rentabilidad y está convencido que se debe tener en cuenta para potenciar en algún programa de una vuelta al campo que contemple la reducción de los costos de la producción, con créditos, y con el uso de genética, pero también con un plan para abordar el tema predadores.

“La genética  ha ido mejorando los índices productivos en lana y en carne. Un carnero padre merino pesaba 111 kilos y ahora 160 kilos y tiene  18 kilos de lana”, explica y afirma que “son los mismos costos que tener animales sin trabajo de genética”

Con respecto a los predadores considera que es necesario ayudar a los productores para que utilicen a los perros pastores de la raza maremma que son especiales para proteger los rebaños. Desde que Cabañas Mártires los ha sumado a su plantel no ha tenido pérdidas, ya que los pumas no se le acercan.

Juan sueña con que en el Departamento Mártires se vuelva al campo, que los pueblos sean pueblos ganaderos y no solo dependan del empleo público. El está convencido que con constancia se puede lograr seguir trabajando la tierra, “si lo hizo mi viejo hace 50 años y no había luz ni internet”.

Un plan para abordar los predadores, el mejoramiento genético, el uso de perros pastores, mejoramiento de las comunicaciones y transporte, canales de riego y  el acceso a créditos o subsidios para contemplar los costos para los pequeños y medianos productores es lo que desea.

Deseo que expresa con la pasión por el campo, por su historia, por su padre y por el disfrute de ver crecer a su hija conectada con la naturaleza.  Lo desea con tanta ansia porque para el “salir a recorrer el campo y no cruzarme con ningún trabajador es desolador”.

Guardado en Actividades Productivas, Historias para ser contadas, Home, Principal 6 noviembre, 2020 – 1:56 pm

Oficinas

Av. Hipólito Yrigoyen 1735
Ciudad de Trelew
Provincia del Chubut

Contacto

administracion@radiochubut.com
Telefono: (0280) 4430580
Líneas Rotativas| Fax: 4425457

WhatsApp

+54 9 280 437-8696